Administrador y redactor de El Rincón Nipón.

martes, 23 de octubre de 2012

Kagiru, crónica de una desconexión anunciada


Casi parafraseando a García Márquez y siempre desde mi punto de vista, he de decir que si bien Kagiru.net ha sido un proyecto ambicioso en cuanto al mundo otaku, creo que a nadie le sorprende la desaparición de esta red social, anunciada hace unos días por sus creadores.
Este proyecto nació en 2011 y llegó a convertirse en la red social oficial de la quinta edición del Japan Weekend de Madrid, por encima de otras redes famosas como Facebook, Twitter, Tuenti o Google+. Esta red social era eso, un nuevo enfoque de Facebook/Tuenti/Twitter dedicado en exclusiva para los otakus, donde podías conocer gente, escribir estados públicos, compartir imágenes, música, vídeos, crear páginas sobre manga, anime, j-music o lo que quisieras, crear eventos y organizar quedadas... Todo pintaba muy bien, pero la red era una beta que nunca llegó a funcionar del todo bien. Los numerosos errores de programación hacían no solo que la página no cargase en varias ocasiones, sino que la navegación fuese bastante tediosa por lo general.


Todo esto no es una mala crítica de Kagiru, puesto que además de ser un servicio gratuito, quienes lo habían programado y mantenido eran un grupo de aficionados del mundo otaku que querían acercar a gente de todo el mundo que compartiese esta afición, iniciativa con la que yo intenté colaborar, pero el tiempo no me permitió desarrollar mi labor como programador en esta red social. Todo esto fue después del cierre de la primera versión de la página y antes de la remodelación del sitio web, con un aspecto mucho más cuidado, alguna referencia a otras redes sociales (Kagiru.net es gratis y lo seguirá siendo) pero un código aún sin pulir. Algo que nada tienen que envidiar a otras redes sociales como Tuenti, la cual ha dejado de ser beta hace bastante tiempo, siguen desarrollando otra beta y cada vez hay más fallos...


El nuevo sitio de Kagiru tambíén tiene algún parecido con el recientemente odiado McAnime, aunque le añade las funcionalidades básicas de una red social actual. Vamos, lo que tenía pero mejorado. Había fallos, claro que sí, pero era una red social perfectamente utilizable.

La cultura otaku es universal y a la vez no lo es; es decir, hay otakus en todo el mundo, todos tenemos una base común, pero no todos vivimos esta cultura de la misma manera. Unos prefieren leer un manga a ver el anime adaptado, otros al contrario. Unos prefieren comprar el tomo cuando sale en la tienda, otros descargan de un fansub y después compran o no el tomo. A unos les gusta el shōnen, otros o no les gusta o lo odian... En estas pequeñas diferencias es donde se sitúa el límite de todo, si quieres que te respeten antes has de respetar, pero cuando te faltan al respeto es muy fácil repetir esta misma frase, pero es muy difícil contenerse, y más cuando hablas a través de una pantalla sin nadie que te ponga un límite más allá del límite físico que separa a dos personas. ¿A qué viene todo esto? Pues peleas, así de simple.

Los usuarios que defienden a los fansubs peleando contra los usuarios que no solo defienden la distribución y compra física, sino que atacan a los contrarios. Los aficionados a un género y los que no solo no les gusta, sino que atacan a quienes tienen un gusto diferente. Esto pasa en todas las redes sociales y pasa todos los días en la vida cotidiana, pero siempre hay algo en medio que separa a dos personas de un conflicto. Este fue uno de los fallos de Kagiru, el intentar quedar bien con todos y a la vez permitir cosas que en otra red social o foro sería motivo de baneo o cierre de cuenta, además de contar entre sus miembros registrados a niñatos (hablando claro se entiende la gente) que insultaban a otros usuarios hasta por el simple hecho de que unos preferían el diseño antiguo de la página y otros el nuevo. Todo esto porque cualquier persona de entre 0 y 150 años puede tener cuenta en Kagiru...

Kagiru, muy a la española, decidió mediar en los conflictos de manera que la imagen de la web quedase limpia, y a la vez que los usuarios tuvieran que dejar de pelear. Hay veces que hasta las peleas son necesarias, más en el caso de internet donde podemos pelear con la mejor arma que tenemos, la palabra. Pero otras veces deben ser los moderadores (aquí prácticamente inexistentes) los que tienen que cerrar una discusión de manera tajante y clara, para que esto no se vuelva a repetir. Tanto fue el cántaro a la fuente... que un montón de usuarios se vieron salpicados por conflictos de terceros donde no tenían nada que ver, y Kagiru, haciendo honor a lo anteriormente dicho, prefirió cerrar la red social antes que poner orden. También es cierto que poner orden a estas alturas es más inútil que un Magikarp que no sabe placaje, pero bueno.


El caso es que nos encontramos actualmente sin esta red social y con un mensaje en su página principal que anuncia la desconexión de Kagiru y la creación de "algo nuevo", "un proyecto aún más grande que el actual Kagiru.NET", porque "Kagiru está más vivo que nunca". Quién sabe lo que deparará el futuro, lo que sí sabemos es que con un poco de mano dura desde el principio hoy podríamos estar navegando por Kagiru sin demasiados problemas, y seguro que esta red social volvería a ser la elegida como oficial para muchos eventos más sobre el mundo otaku. Suerte a los creadores, estaremos esperando noticias...

Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *